Qué esperan de la tecnología en 2024 los expertos y directivos: Más datos, cloud y semiconductores

El año 2024 se perfila como un hito en el ámbito tecnológico de Cataluña, marcado por tendencias emergentes y un énfasis renovado en datos, cloud y semiconductores. Expertos y directivos anticipan un año significativo, donde el dato se convierte en un elemento central, las inversiones en cloud y TI se incrementan, y el boom de los semiconductores vuelve a tomar protagonismo.

Después de un 2023 lleno de desafíos y éxitos en tecnología, las expectativas para 2024 están cargadas de optimismo, aunque no exentas de incertidumbre. Se prevé un impacto considerable en diversos sectores debido a un entorno político y económico fluctuante.

En 2024, se espera que la inversión en tecnología supere los límites tradicionales, centrada no solo en la inteligencia artificial, sino también en la automatización de procesos y el big data. La tendencia indica un crecimiento del gasto en TI, con proyecciones de alcanzar los 5,1 billones de dólares a nivel global.

Un cambio notable es el aumento de la inversión en infraestructuras tecnológicas. Las empresas están destinando más recursos a actualizar infraestructuras de almacenamiento de datos y equipos de procesamiento, esenciales para convertirse en organizaciones impulsadas por datos.

El mercado de nubes soberanas gana terreno frente a los gigantes del cloud. Se observa una demanda creciente por servicios que cumplen con regulaciones específicas de cada país, proporcionando seguridad en la gestión de datos críticos.

En cuanto a los centros de datos, el desafío de la eficiencia energética cobra relevancia. Se busca mejorar el diseño de estos centros, incluyendo la utilización de energías renovables y ubicaciones estratégicas.

El ámbito laboral en tecnología muestra signos de recuperación, con un enfoque en la formación en nuevas tecnologías. Aunque hay preocupaciones sobre la contratación en ciertos sectores, se espera un aumento general en la contratación de talento tecnológico.

Finalmente, se anticipa un repunte en la venta de dispositivos tecnológicos, lo que podría tener efectos positivos en la innovación y reducción de costes. Asimismo, el sector de semiconductores podría experimentar un crecimiento significativo, impulsado por la demanda en tecnologías emergentes como la inteligencia artificial y el 5G.

Número de palabras del texto original: 1031 Número de palabras de la versión resumida: 351

Información extraída del artículo original publicado en Business Insider España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio